La higiene
y el cuidado
de tu mascota
dependen de ti

La higiene en perros y gatos

La higiene forma parte de los cuidados básicos tanto de los perros, como de los gatos.
Es fundamental para la salud del animal y facilita además la convivencia con los seres humanos.
Una higiene completa de nuestra mascota debe incluir el cuidado de sus ojos y oídos.

Limpieza de los ojos y oídos

Los ojos son una de las zonas más expuestas y sensibles, sobre todo en el caso de los perros. La correcta higiene de los ojos es necesaria no sólo por motivos estéticos, sino también porque previene futuras infecciones. Los perros están en continuo contacto con el suelo, el polvo y la arena y sus ojos se ensucian y sufren arañazos con mucha frecuencia.

Las legañas se depositan tanto en los ojos de nuestros perros como de nuestros gatos y es conveniente retirarlas con un limpiador adecuado, que pueda utilizarse todos los días, como Ocucan Toby Limpiador ocular.

En ocasiones nuestras mascotas requieren, además, cuidados específicos en la zona de los ojos, porque sufren problemas de irritación y sequedad ocular. Es recomendable usar en este caso gotas humectantes que le ayuden a restaurar el equilibrio del film lacrimal, como Ocucan Rufus Gotas oculares con ácido hialurónico.

Otra zona que necesita un cuidado especial, sobre todo en el caso de los perros, es la de los oídos. La higiene de los oídos debe realizarse al menos una vez por semana. Esto resulta de gran utilidad para prevenir enfermedades y molestos dolores a nuestro perro. Es muy importante tener en cuenta que se deben utilizar productos eficaces, pero que no agredan la piel del animal. El uso de un limpiador como Ocucan Rex Limpiador ótico nos permite mantener la correcta higiene de nuestro perro, sin provocarle irritación.

Además del cuidado de los ojos y oídos, hay otras rutinas que conviene tener en cuenta.

El cepillado del manto

Tanto a los perros como a los gatos hay que cepillarles el pelo con frecuencia, independientemente de que sean de raza de pelo corto o largo.

Si son de pelo largo, el cepillado frecuente evitará la formación de enredos. Si son de pelo corto, el cepillado ayudará a retirar las sustancias que ensucian el manto.

En el caso de los gatos además, el cepillado evita que el animal se trague los pelos al lamerse, lo que podría originar la formación de una bola en el estómago que le provocaría vómitos y estreñimiento. Este fenómeno es más grave en gatos de pelo largo y puede hacer necesaria la vista al veterinario.

El baño

El baño es necesario tanto en el caso de los perros, como de los gatos, si bien la frecuencia del baño dependerá, sobre todo, de su actividad física y del tiempo que pasen en casa.

Por supuesto, el agua del baño debe estar templada y es importante utilizar jabones específicos para animales, ya que el pH de la piel del perro va de 6 a 7,5 y es diferente al de las personas, que es 5,5. Por otra parte, los champús de perros y gatos no deben tener parabenos ni aditivos que irriten y puedan producir alergias.

También es importante secar muy bien al animal (si es necesario utilizando incluso un secador) para evitar resfriados y hongos.

La boca y las uñas

La mejor manera de prevenir el sarro en perros y gatos es cepillando sus dientes tres veces por semana. Se pueden usar palitos o productos creados para este fin, como pastas dentales enzimáticas que disminuyen la placa bacteriana. También hay empresas de piensos que fabrican las croquetas con un tamaño y una estructura determinados, para que al morderlas el perro arrastren el sarro.

En el caso de los perros, las uñas también se deben vigilar con frecuencia y se tienen que recortar, al igual que los espolones, periódicamente. Para ello es necesario emplear cortauñas específicos y buscar un momento en que el animal esté relajado. Las uñas de los gatos se deben cortar si se trata de animales que viven dentro de la casa para evitar que afilen sus garras en muebles y cortinas. Si, por el contrario, salen al exterior, el corte de uñas estará contraindicado, ya que éstas son su principal método de defensa e imprescindibles para trepar árboles o paredes.

En cualquier caso, es recomendable preguntar siempre a nuestro veterinario cuáles son los hábitos más saludables para mantener a nuestra mascota en perfectas condiciones y qué productos le pueden ir mejor en cada caso.

en perros y gatos

Limpieza de los ojos.
2-3 veces al día.

Limpieza de los oídos.
Al menos 1 vez al mes. En caso de mucha suciedad limpiar cada 15 días.

Baño.
1 vez al mes.

Cepillado.
1 vez al día o cada 2 días.

Limpieza de los dientes.
1 vez al día.

Corte de las uñas.
1 vez al mes.